Las 7 claves del refuerzo positivo

Durante muchos años se ha tenido el convencimiento de que la mejor manera de conseguir que los niños no se desviasen del buen camino era a través del castigo. Pero nada más lejos de la realidad, el secreto se encuentra en darle verdadero valor a las conductas positivas. De esta manera, estaremos fomentando aquellas actitudes que consideramos que es importante que nuestro hijo desarrolle.

Uno de los grandes aliados para la educación de los más pequeños es el refuerzo positivo. En este artículo vas a poder descubrir de qué se trata y cuáles son las 7 claves del refuerzo positivo.

El refuerzo positivo es el conjunto de acciones cuyo propósito es motivar, reconocer y apreciar los esfuerzos que los niños hacen. Tal y como se explica perfectamente en este estudio llevado a cabo por la profesional Marta Albert, consiste en brindarle al pequeño una respuesta agradable, estimulante cada vez que manifieste un comportamiento adecuado.

Así, entenderá, poco a poco, que hay actitudes que contentan y hacen felices a sus padres, y otras que, por el contrario, les disgustan y entristecen. Como es natural, la predisposición será a repetir las primeras y a evitar las otras.

Sobre papel parece muy sencillo, pero cuando lo ponemos en práctica nacen dificultades. Para facilitaros el camino, te traemos las 7 claves del refuerzo positivo:

  1. Elegir un momento en el que el niño se encuentre tranquilo, para que el refuerzo positivo cumpla con su propósito. La mamá o el papá deben asegurarse de que su hijo presta atención y entiende todo lo que se le está explicando. Así, quedarán claras todas las condiciones del trato, antes de que se dé la conducta que buscamos.
  2. Utilizar palabras que expresen positividad. Por ejemplo “A partir de ahora, si después de jugar recoges y ordenar todo lo que hayas sacado de su sitio, podrás ver 30 minutos de tu serie favorita”. El refuerzo, o recompensa, debe ser adecuado a las preferencias y a la edad.
  3. Es de suma importancia explicar qué se quiere lograr. El concepto “portarse bien” es demasiado amplio, deberemos concretar más.
  4. El refuerzo tiene que detallarse. Clarificando un qué, un cuándo y un durante cuánto tiempo. “Podrás ver tu serie favorita, durante 30 minutos, si lo dejas todo en su sitio y ordenado”.
  5. El plazo establecido debe ser corto o, por el contrario, utilizar herramientas para que el niño sea consciente del valor de sus acciones hasta conseguir una recompensa a largo plazo. Un ejemplo de ello sería el uso de un carnet, mediante el cual se premiasen diferentes actitudes. Una vez sellado, o pintado, este carnet, se obtendría el ansiado premio.
  6. El refuerzo positivo es la acción motora que desencadena en el comportamiento buscado. Por lo tanto, debe ser tentador, agradable y, a fin de cuentas, tiene que motivar.
  7. No descuidar las muestras de cariño y afecto. El cariño, la satisfacción, el afecto incondicional, un beso, un abrazo han de acompañar a los aciertos, como a los errores. Si no se cuida este aspecto, el niño puede llegar a interpretar que sus padres sólo le querrán si hace bien las cosas. Una creencia que genera inestabilidad emocional y equivoca a los más pequeños.

Esperamos que estos consejos os sirvan de gran ayuda. Cuando los pongáis en práctica, inmediatamente veréis como los castigos se reducen de forma natural.

Además, en Crochetts siempre estamos pensando en todos los que hacéis posible este mágico mundo tejido en crochet. Por eso, para ayudar a conseguir esas recompensas tan deseadas, pero de tantísimo valor… Os traemos el Carnet de Campeón/a de Crochetts. Con este Carnet de Buen Comportamiento, poner en práctica las 7 claves del refuerzo positivo será coser y cantar.

Descargar el Carnet de Campeón by Crochetts

 ¿En qué consiste el Carnet de Campeón/a de Crochetts?

Esta herramienta que os proponemos cuenta con:

  • Un espacio para poner el nombre del niño/a, por lo que es totalmente personalizable.
  • 20 casillas, en el anverso, las cuales se pueden colorear. Esta acción propiciará que se interiorice y se tome conciencia de su progreso y del gran valor que tienen las buenas conductas.
  • Carnet del Buen Comportamiento, en el reverso, con el cual se le podrán ponderar las buenas actitudes. Cuanto mayor sea el esfuerzo, o el valor de la acción, mayor puntuación.
  • Un espacio para el establecimiento de la recompensa. Como os hemos comentado, es muy importante que clarificar cuál va a ser el beneficio obtenido por el cumplimiento del trato. En este punto, es muy interesante establecer recompensas de refuerzo positivo no materiales. Así, es mucho más sencillo inculcar el gran valor de una tarde en el cine, un día en el zoo, un día de playa, etc.

¿Preparados para el inicio de esta nueva etapa? No lo dudéis, os vais a llevar una grata sorpresa del gran efecto que tienen las 7 claves del refuerzo positivo, aplicadas con la ayuda de nuestra súper herramienta, Carnet de Campeón/a de Crochetts.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.